Cronotipo: ¿cómo nos afecta?

Viernes, 17 de Febrero de 2017 08:24





El cronotipo es un concepto relacionado con las variaciones entre los ritmos circadianos (nuestra forma de adaptarnos a la luz, la temperatura, y los ciclos biológicos ambientales) y otras variables tanto fisiológicas como psicológicas.

Dichas variaciones han dado determinado la existencia de tres cronotipos: el cronotipo matutino, el vespertino y el indiferenciado. Estos tipos identifican las preferencias temporales individuales por realizar actividades diarias.

Cronotipo matutino: a este cronotipo temprano pertenecen las personas que prefieren realizar actividades en la mañana. A estas personas se les denomina más coloquialmente “alondras”, despiertan  sin problemas en las mañanas -incluso sin necesidad de despertador- y alcanzan su máxima alerta hacia el mediodía. Sobre un 10% de la población corresponde a este tipo.

Cronotipo vespertino: a este cronotipo tardío pertenecen los individuos que prefieren realizar actividades en la tarde. A estas personas se les denomina más coloquialmente “buhos”, aalcanzan su pico de productividad hacia las seis de la tarde y siguen demostrándola de noche. Sin embargo, les cuesta despertarse por las mañanas. Un 20% de los seres humanos se encuentra en este tipo.

Cronotipo indiferenciado: al cronotipo intermedio pertenecen las personas que no muestran una clara preferencias por la mañana ni por la tarde. A estas personas se les denomina más coloquialmente “colibrís”. El 70% de los individuos corresponde a este tipo.

En términos generales, los cronotipos no influyen demasiado a la hora de llevar nuestras vidas. Aún así, es posible considerarlo como una ayuda al momento de organizar nuestras actividades diarias; así, podemos obtener un mayor rendimiento y bienestar con lo que hacemos.




Fuente: https://www.guioteca.com/psicologia-y-tendencias/cronotipo-que-es-y-como-nos-afecta/