Método Marie Kondo: ordenar la vida, ordenando la casa

Miércoles, 06 de Diciembre de 2017 13:05

El método Marie Kondo señala que ordenar la casa ayuda a ordenar la vida.



El método Marie Kondo señala que ordenar la casa ayuda a ordenar la vida. El desorden de los objetos es el reflejo de cierto caos interior. Al mismo tiempo, ese laberinto externo genera una sensación de desconcierto interno. Ambos aspectos están fuertemente interrelacionados.

Marie Kondo es una japonesa, autora del libro “La magia del orden”. Se convirtió en una verdadera gurú en la materia. No por nada apareció en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo de la Revista Times, en 2015. Sus libros y sus videos son algunos de los más consultados del planeta.

Cuando se aproxima el fin de año, muchos comenzamos a buscar la mejor forma de ordenar nuestra casa y ordenar nuestra vida. Es una época propicia para aplicar el método Marie Kondo. Veamos en qué consiste.

Uno de los conceptos importantes en el método Marie Kondo es el “efecto rebote”. Comienza a operar cuando las personas quieren ordenar un espacio y seleccionan todo aquello que no usan. Incluso, muchas veces lo clasifican de forma ordenada.

Lo que hacen después es buscar cualquier rincón para depositar allí todo aquello que no utilizan.
De esta forma, los armarios, cajones y cualquier espacio terminan repletos de esos objetos. Incluso, muchos deciden que es hora de comprar otros muebles para poner allí todo lo que sobra.

Al final lo que ocurre es que se saturan los espacios destinados para guardar cosas. Ahora bien, en el método Marie Kondo, ordenar no es almacenar. Cuando se hace esto último, el desorden comienza de nuevo. Como los espacios para guardar cosas están ocupados, todo comienza de nuevo a repartirse en diferentes partes. Ese es el efecto rebote.


La mayoría de las personas tenemos mucho problema para tirar cosas. Sin embargo, el secreto del orden está precisamente en superar este problema. Así lo señala el método Marie Kondo. Lo que se debe hacer es aprender a tirar sin compasión. Por supuesto, ese “tirar” también implica donar.

Según Marie Kondo, solo se deben conservar los objetos que nos hagan felices. Cada
objeto adquiere un significado emocional. Algunos son entrañables. Otros, en cambio, nos resultan indiferentes. Son estos los que no tienen por qué permanecer en casa. Su única función es obstruir.

Si tienes que pensar demasiado en si tirar o no algo, la respuesta es una sola: échalo a la basura.
Frente a los objetos que nos hacen felices no existe duda. Si la hay es porque no nos importa tanto ese objeto específico. Lo que opera ahí es ese hábito neurótico de dificultad para desprenderse de las cosas.

Eso sí, antes de deshacerte de un objeto conviene agradecerle por el servicio prestado. También despedirnos. Parece tonto, pero dice Marie Kondo que es un buen antídoto contra ciertos sentimientos de culpa. Esos que aparecen en muchas personas cuando tiran algo.

Los pasos del método Marie Kondo

El método Marie Kondo comprende nueve pasos. Cada
uno de ellos debe completarse totalmente, antes de pasar al siguiente. Ella y sus miles de seguidores aseguran que sí funciona. Solo se requiere un poco de decisión para llevarlo a cabo. Los pasos a seguir son:

Desechar. Tirar todo lo que no nos hace felices o tiene un sentido profundo para nosotros.
   
Almacenar
solo aquello que aporte alegría a nuestras vidas.
   
Ordenar por categoría, no por lugar.
Esto quiere decir que debes decidir ordenar TODA la ropa y no ordenar la habitación, por ejemplo.
   
Comenzar siempre por la ropa.
La ropa es más fácil de tirar porque rápidamente se sabe si se usa o no.
   
Organizar verticalmente la ropa que quede.
Formar pequeños rectángulos con la ropa. Luego, guardarla verticalmente. El resultado final es algo así como una biblioteca de prendas.
   
No dejar para después. Lo mejor es comenzar y terminar de una vez con cada categoría. No dejar para más adelante.
   
Otorgar valor a los objetos que conserves.
Si no tienen un significado, tampoco tienen por qué estar en tu casa.
   
Hacer la limpieza en soledad. Si buscas compañía, seguro que te persuadirán para no deshacerte de lo que debes tirar.
   
No compres nuevos muebles para almacenar.
Esto solo se debe hacer si no se cuenta con ellos. De lo contrario, los muebles que hay son suficientes.

Quienes lo han aplicado, dicen que el método Marie Kondo es una gran ayuda. Especialmente para los nostálgicos y los acumuladores compulsivos no patológicos. Si estás pensando en poner todo en orden antes de que termine el año, vale la pena que lo apliques.


Fuente: https://lamenteesmaravillosa.com/el-metodo-marie-kondo-para-ordenar-la-vida-ordenando-la-casa/