El asado bajo la lupa: una comida acumula las calorías de casi todo un día

Jueves, 03 de Septiembre de 2015 10:30

Un menú tipo con entrada, guarnición y bebida puede rondar las 1.700. Y, en grasas, equivale a 14 cucharadas de manteca. /Foto: Clarín



Hilando fino, el asado es muchas comidas en una, o una en muchos pasos. Conforme a los tiempos y disposiciones del parrillero, los comensales ven desfilar por el plato achuras, carnes de todo tipo (de vaca, cerdo, pollo) y guarniciones varias. Todo acompañado desde el centro de la mesa por la panera, el vino, las gaseosas, el salero.

El menú emblema de los argentinos es generoso en cantidad, variedad y, sobre todo, en calorías: unas 1.700 en promedio, lo que equivale a 14 cucharadas de manteca.

Quienes elijan llevar una alimentación saludable no tienen por qué privarse, pueden optar por una versión light que aporta sólo un tercio de ese valor energético.

"Juntarnos a comer un asado es mucho más que eso. Se traduce en la fantástica idea de envolvernos en los afectos, es compartir el sentimiento del encuentro familiar alrededor de la mesa", dice Viviana Baranchuk, directora de la Fundación DAAT, en la presentación de un trabajo que fue al hueso de una de las comidas predilectas de los argentinos.

La parrillada, dice la médica nutricionista, es "una excusa para reuniones con familia y amigos, pero no se repara en las complicaciones sobre el colesterol y aumento de grasa corporal que conlleva a la obesidad y futura diabetes en el adulto".

En Argentina, el consumo de carne vacuna por habitante alcanza los 59,4 kilos anuales (126 kilos agregando la aviar, porcina y el pescado), según datos de 2014 de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra). Con otros números (41,6 kilos), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ubica a Argentina en el primer puesto en la ingesta de carne de vaca entre otros 41 países, seguido por Uruguay (37,9), Brasil (27) y Estados Unidos (24,5).

"Nuestros hábitos alimentarios actuales parece ser que no condicen con los saludables a la hora de la mesa", reflexiona Baranchuk, que es también médica nutricionista y diabetologa del Hospital Dr. Cesar Milstein. "Comemos el doble de carne que lo ideal y la mitad de las verduras que se indican".

De acuerdo a los datos de la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, de 2013, el promedio diario de porciones de frutas o verduras es de dos por persona.

El trabajo del Centro Médico Fundación DAAT midió el aporte nutricional aproximado del asado (calorías, grasas, proteínas e hidratos de carbono) y el peso promedio de comida consumido (incluyendo entrada, plato principal, guarnición y postre), al analizar un menú tipo elaborado por el Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (Cepea), que consta de:

Entrada:

Provoleta (30 gr.), 1 chorizo(85 gr), ½ morcilla (40 gr)

Total: 490 kcal

Plato principal:

Tira de asado (100 gr), entraña (100 gr), carne de lomo (100 gr), 2 mignones (50gs).

Total: 580 Kcal

Guarnición:

Ensalada completa de huevo 1, tomate 1/2, lechuga (30 gr) , zanahoria (50 gr), aceite de oliva.

Total: 200 Kcal

Papas fritas (100 gr)

Total: 160 kcal

Postre:

Ensalada de fruta: 1/2 manzana, 1/2 banana, kiwi (20 gr), durazno (20 gr).

Total: 200 Kcal

Bebidas:

Gaseosas 1 (400 cc) 184 kcal

Vino tinto 2 copas (300 cc) 351 kcal

Un menú como el anterior representa un consumo aproximado de 760 gramos por persona y, dependiendo de la guarnición o la bebida elegida, aporta en promedio unas 1700 calorías y unos 2000 mg de sodio (lo que equivale al máximo diario recomendado).

Más de la mitad corresponde a grasas saturadas (55%), el 22% a proteínas y el 17% a hidratos de carbono, apuntan los especialistas que trabajaron en el estudio.

Para hacerlo más gráfico, señalan que "las calorías aportadas por el asado provenientes de grasas (1024 kcal) equivalen a 14 cucharadas de manteca (140 gramos=1033 kcal)".

Y advierten: "Todo esto lleva indefectiblemente a patología cardiovascular con aumento del colesterol, triglicéridos, ácido úrico, diabetes y obesidad, entre otras patologías.

Pero el asado no tiene por qué tener el rostro del demonio para quienes quieran cuidarse. No se trata de prohibir, si no de adaptar(se).

Aquí, un ejemplo de "opción saludable" también confeccionado por Cepea:

Entrada:

Hígado (30 gr), riñón (30 gr)

Plato principal:

Solomillo de ternera (100 gr), asado tira (50 gr), pechuga de pollo (100 gr)

Guarnición:

Ensalada mixta (verduras varias)

Postre:

Ensalada de fruta (manzana, kiwi, durazno)

Bebidas:

Agua o gaseosas light

Este menú aporta aproximadamente unas 600 calorías, de las cuales la mitad proviene de las proteínas, un tercio de las grasas y casi un 20% de los carbohidratos, de acuerdo al análisis realizado.

"Es nuestro deseo -finalizó el equipo dirigido por Baranchuk- que a la hora de comer un asado lo hagamos con conciencia y moderadamente, sepamos elegir bien qué consumir y cuánto, como también prevenir afecciones cardíacas y vasculares a la hora de sentarnos a la mesa y degustar un buen plato de comida."



Fuente: http://www.clarin.com/buena-vida/nutricion/asado-lupa-comida-calorias-dia_0_1423058003.html