La mujer que intentó que despidieran a una compañera de trabajo poniéndole veneno al café

Lunes, 19 de Octubre de 2020 17:26

Quería que su colega se durmiese en su escritorio para que la despidieran a ella ante los rumores de recortes.



La italiana Mariangela Cerrato, empleada en una compañía de seguros de Bra, en el Piamonte, ideó un plan para matar a una compañera de la oficina.

Cuando empezaron a circular los rumores de recortes de personal en su empresa, decidió actuar por su cuenta para asegurarse de que no fuera ella la despedida.

El plan macabro de Cerrato, de 53 años, pasaba por un capuchino. El que se bebía su compañera de trabajo Alice Bordon, la víctima que había decidido sacrificar para que no le robara el empleo.

En el vaso no había solo café, sino que durante varios meses le puso ansiolíticos en la bebida para que se durmiera en su escritorio y fuese ella la destituida en el caso de que la empresa apostara por reducir empleados.

Al final, Cerrato no solo ha sido despedida sino condenada a cuatro años de cárcel por “lesiones personales agravadas”. /Telefenoticias