"Se armó la guerra, van a morir todos": inquietantes amenazas del loco de las armas

Miércoles, 02 de Diciembre de 2020 07:10

Roberto Puebla eludió un control policial en la ciudad santacruceña de Río Gallegos y se enfrentó con los policías.



Se cumplió una semana desde que Roberto Puebla, "el tirador de la ría", se negó a declarar ante la jueza Marcela Quintana en la causa por “abuso de arma y daño agravado” y en las próximas 72 horas se podría definir su destino.

El ex empleado judicial, conocido como "el loco de las armas", se tiroteó con la policía afuera de su casa en el barrio Jardín de  Río Gallegos la mañana del 22 de noviembre, tras escapar de un control vehicular que realizaba Tránsito Municipal.

En ese hecho hasta el hermano de Puebla debió participar de la negociación para que desistiera de su actitud violencia y lo logró, quedando automáticamente detenido y alojado en la Comisaría Primera.

Durante el operativo secuestraron al menos 20 armas largas y cortas, con la particularidad que algunas de ellas tenían rastros de manchas de sangre y habían sido disparadas según informó La Opinión Austral que tuvo acceso al expendiente de la causa.

Algunos de los testimonios marcan que Puebla, antes de ingresar a su casa y subir al balcón desde donde disparó, gritó: "ahora se armó la guerra", "van a morir todos", "voy a dejar la cag...", entre otras frases amenazantes.

El sujeto contuará preso hasta que la gente defina su situación procesal, pero para tomar esta decisión clave debe esperar a conocer realmente cómo fue el enfrentamiento entre él y la policía y eso lo logrará a través de una pericia  escopométrica y otra balística. 

También se solicitó una pericia psicológica y una psiquiátrica, las cuales están en pleno proceso.

Lo primero que se tratá de analizar según fuentes es cómo fueron las proyecciones de los disparos, qué cantidad de municiones se utilizaron y quién disparó primero. 

Las primeras informaciones indican que Puebla utilizó al menos dos armas contra los oficiales. /Crónica