Para los especialistas hubo en realidad 80 mil casos en 24 horas y la mayoría contagia el coronavirus sin saberlo

Miércoles, 07 de Abril de 2021 11:24

GRAVE. La falta de una campaña masiva de detección lleva a que no se tome real dimensión del avance del coronavirus y sus consecuencias.



En menos de 24 horas, Argentina registró 20.870 casos de coronavirus. La cifra encendió las alarmas y motivó consultas con especialistas para hablar de la segunda ola y hacer una lectura de los últimos números. ¿Cómo llegamos hasta acá? ¿Las variantes de Manaos y Reino Unido tienen que ver con el rebrote?

“Hay que ver al Covid-19 como un huracán. Sabíamos que se acercaba nuevamente y hace varias semanas que vengo advirtiendo sobre cuatro aceleradores que, a mi criterio, nos trajeron hasta acá”, explica Roberto Debbag, vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica.

El primero, según el especialista, tiene que ver con el relajamiento de las medidas sanitarias (distanciamiento social, uso de barbijo y alcohol en gel) y la falta de control por parte del Estado.

La circulación de las variantes y el “derrame viral”
también ayudarían a entender el panorama. “Veníamos observando lo que pasaba con la variante de Manaos en Brasil, Chile, Uruguay. Además, ingresó la de Reino Unido", destaca.

Y suma, como tercer elemento, la falta de políticas en relación a los testeos: “Son mucho más que 20 mil los positivos de hoy, el tema es que no se realizan suficientes testeos. En las últimas 24 horas, seguramente hubo 80 mil personas más que se contagiaron coronavirus, el tema es que no fueron hisopadas. Muchas de ellas no saben que tienen la enfermedad y siguen transmitiendo”, señala Debbag.

El cuarto acelerador está relacionado con la escasez de vacunas. Según el infectólogo, en este contexto deberíamos recurrir a la solidaridad internacional para recibir una mayor cantidad de dosis y superar la segunda ola.

Arnaldo Casiró, jefe del servicio de Infectología del Hospital Álvarez, dice que “era evidente que la segunda ola iba a llegar”.

“Venimos con muchas reuniones sociales, una relajación de las medidas y poca insistencia en este sentido. Creo además que, al igual que el año pasado, las decisiones vinculadas a la suspensión de algunos vuelos llegaron tarde y que con esto tienen que ver los más de 20 mil casos de hoy”, sostiene Casiró.

Y agrega: “Dejamos salir y reingresar al país a mucha gente sin los controles y el aislamiento que se necesitaba. Esas determinaciones se sumaron recién en el último tiempo”.

En tanto, afirma que “las escapadas por Semana Santa y los encuentros por Pascuas seguramente se traduzcan en nuevos positivos en los próximos días, aunque no son el desencadenante de esta situación”.

Por último, coincide con Debbag en que faltan testeos. "Debemos tener una política de hisopar y aislar. Esa es la manera de contener la pandemia. Hay que identificar a los contactos estrechos de los casos positivos para que también se aíslen y, de ser necesario, sean testeados. El objetivo es no tener gente circulando con el virus", cierra. /Clarín