El sospechoso del femicidio de Banda del Río Salí culpó a su hijo de 3 años

Martes, 11 de Mayo de 2021 08:47

CONMOCION. La Policía cercó la zona, dominada por el temor y la bronca de los vecinos.



El estupor y la conmoción se instalaron al mediodía del lunes en Banda del Río Salí, más precisamente en el barrio 23 ee Agosto, cuando se confirmó la muerte de Gabriela Daiana Juárez, alcanzada por el proyectil de un pistolón que aacabó con su vida en el acto.

La joven de 23 años convivía con Braian Yoel Ignacio, de 22 años, quien fue visto por los vecinos cuando escapaba corriendo de la vivienda, mientras los familiares de la víctima comenzaban a llegar al lugar, donde protagonizaron duras escenas de dolor.

Pero la fuga del sospechoso duró pocas horas, las que tardaron los policías al mando de los comisarios Diego Bernachi, Juana Estequiño y Jorge Dib en dar con el. Fue ahí, cuando se vio acorralado, que el sujeto pronunció la frase que sorprendió a los uniformados.

“Yo no fui, a la criatura se le escapó el disparo” alcanzó a decir, aludiendo al hijo de 3 años, fruto de su relación con la mujer a la que, se cree habría ultimado en medio de una violenta discusión.

El argumento de Ignacio llevó a que la Unidad Fiscal de Homicidios II, al mando de Carlos Sale, además de capturarlo, diera intervención a la Defensoría de Menores, para buscar restos de pólvora en las manos de los chicos, a quienes se los interrogará en Cámara Gesell.

Pero los deudos no tienen dudas. Natalí Zelaya, tía de Gabriela, aseguró que el niño apuntado por el detenido no tiene la fuerza necesaria para manipular el pistolón y agregó: "el fue el que vino y le disparó en la sien mientras Daiana estaba acostada. Los vecinos los escucharon pelear antes del crimen”.

La mujer describió una relación enfermiza, a la que la víctima se negaba a renunciar pese a que era permanentemente sometida a golpizas por parte del sospechoso, quien según la familia de la joven solía pavonearse con las armas, las mismas con las que castigaba a Gabriela.