"Salvado por un milagro de D10S": compró el sillón de Diego Maradona y pudo recuperarse del coronavirus

Viernes, 26 de Noviembre de 2021 07:33

Juan Carlos Bruno, el abogado que compró el sillón de Diego Maradona.



Juan Carlos Bruno, un acérrimo hincha del "Lobo" compró el sillón que utilizó Diego Maradona cuando fue director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Pese a que se lo quisieron comprar de Qatar, el fanático tripero no quiso venderlo. "Yo soy incomparable", como dijo alguna vez "Pelusa".

Pese a la alegría de haber adquirido este hermoso sillón de cuero blanco estilo antiguo, con las iniciales del Diez y el escudo de Gimnasia grabado en el resplado, Juan Carlos se contagió de Covid-19 al poco tiempo de haberlo comprado y casi pasa "para el otro lado", según contó el hombre.

Asimismo, sostuvo que se salvó "Gracias a Dios, gracias a un milagro de D10S".

Tras su contagio, Bruno estuvo muy grave, al borde de la muerte. "Estuve dos meses internado, cerca estuve de irme para el otro lado. Primero en Choele Choel, luego en Viedma y por último en Cipolletti, donde me salvó un médico neuquino. Corrí riesgo de vida, aparte sufrí una trombosis en la parte de atrás de la rodilla. Me iban a cortar una pierna y Dios me protegió...", detalló el hombre que se salvó de la muerte a LM Neuquén.

Mientras estaba en el Sanatorio, Juan Carlos recibió la peor noticia. "Casi me mata la noticia... Te poné mal, no esperás eso, yo esperaba que termine su carrera como técnico de Gimnasia, o que vaya a otro club, pero nunca iba a pensar que se iba a morir de esa manera. Fue una sensación muy fea, una pena", recordó Bruno con respecto al momento de enterarse de la muerte del máximo ídolo futbolístico de nuestro país.

En tanto, Bruno manifestó, a un año de la muerte de Diego Maradona, que su partida "genera una gran angustia porque es una picardía muy grande que no esté y máxime en la situación que falleció, aparentemente no bien cuidado". "Uno sufre, porque es un tipo tan querido, ídolo del fútbol mundial", agregó.

El sillón que Diego Maradona usó en Gimnasia de La Plata.


No lo piensa vender el sillón, pese a suculentas ofertas de Qatar
 
El protagonista de esta historia había adquirido el sillón de Maradona a 300 mil pesos en una subasta.

En su casa, Bruno atesora el sillón "cubierto por una cúpula de vidrio, impecable", aunque acepta que algún vecino vaya a su casa a ver esa tan preciada reliquia y se saque fotos con ella.

“¿Si cobro? No, todo es gratis, algún amigo me trae una botellita de rico vino, pero la idea es que todos puedan conocerlo desinteresadamente", reflexionó el rionegrino.

"Lo compré porque era Maradona, pero también porque era el técnico de Gimnasia, mi equipo", dijo, entusiasmado Bruno, quien admitió que había recibido varias ofertas por el sillón, incluso, una de Qatar.

"Seguramente vale muchísimo más que antes, yo no tengo ni idea. Hubo algún contacto a través de intermediarios con gente de Qatar. Pero no lo compré para venderlo, tiene que ser una cosa especial, una fortuna", confesó. "Recién ahí me sentaría en el sillón de Diego a pensarlo", contó, en modo de broma.

Por último, Juan Carlos relató que cada tanto, cuando tiene una reunión con amigos, ellos  se sacan fotos en ese "trono". "Ellos están chochos... Tienen admiración por Diego. Aquel que quiere tener un recuerdo sacándose una foto, las puertas de casa están abiertas", concluyó. /Crónica