Transportistas destacan la gestión del gobernador para flexibilizar el paro

Jueves 23 de Junio de 2022, 21:14





Este jueves el gobernador, Osvaldo Jaldo, junto al titular de la Asociación de Transportistas de Cargas de Tucumán, Eduardo Reinoso, anunciaron la flexibilización de la medida de fuerza en las rutas de la provincia, lo que permitirá, en el transcurso de las horas, el inicio de la zafra en los ingenios de la provincia.

En ese marco, el gerente de la empresa Expreso Rivadavia, Bernardo Ortega, agradeció la intervención del Primer Mandatario para destrabar el conflicto y brindar respuestas a los pedidos de la asociación de transportistas.

“Muy buena la intervención del gobernador y todo su equipo. Es importante que él haya participado y dado una solución para que el sector vuelva a trabajar”, expresó y agregó: “para nosotros es bueno que el Gobierno nos acompañe para poder seguir en la situación difícil en la que estamos y para la economía de la provincia porque necesitamos trabajar”.

En ese contexto, Ortega contó que las jornadas de paro, “fueron días de pérdidas de mucho dinero; la gente estaba preocupada, el personal preguntaba si había un arreglo para seguir” y celebró, una vez más, la decisión de Jaldo.

"Gracias a Dios y a la gestión del gobernador Osvaldo Jaldo hemos logrado un principio de paz muy importante, porque se había alterado un poco el  orden y eso no es bueno para ninguna de las partes”, expresó hoy el propietario del ingenio Ñuñorco, Juan Carlos Crovella, al referirse a la reunión encabezada esta mañana por el titular del Poder Ejecutivo provincial, que permitió flexibilizar las medidas de fuerza impulsadas por la Asociación de Transportistas de Cargas de Tucumán, ante el conflicto por el gasoil.

Es un momento muy difícil en lo económico para todas las partes que intervienen en la industria azucarera. La gestión del gobernador en la última reunión ayudó a poner paños fríos y que medianamente se encausen las aguasa para seguir con la zafra”, agregó el empresario.

“Entiendo los intereses y las necesidades de cada una de las partes, pero estamos enfrentando un año muy difícil, con muchos incrementos de costos, con un precio de azúcar que cuesta mucho tomar el valor real. Todos estamos nerviosos y este paro perjudicó mucho a las fábricas. Todos sabemos lo que es parar un ingenio y lo que cuesta ponerlo en marcha nuevamente. Encausar este conflicto tiene un valor muy grande, si esto se hubiera extendido hubiera sido casi terminal”, remarcó Crovella.