Milei dijo que el Congreso “es un nido de ratas” y que “los políticos son una mierda que la gente desprecia”

Lunes 19 de Febrero de 2024, 23:43

Milei en Corrientes



Javier Milei viajó este lunes por la tarde a Corrientes, donde participa del acto del 10° aniversario del Club de la Libertad, una agrupación afín a sus ideas económicas. En ese marco, apuntó contra los liberales que lo critican a él y al Gobierno y, con ese embate, reveló también cómo interpreta la política. “No hay nada más cobarde que quedarse afuera y tirar piedras”, lanzó el Presidente, sobre la dirigencia que lo cuestiona. Y luego fue al hueso contra el Congreso, al llamarlo "un nido de ratas", para concluir que los políticos en general son "una mierda que la gente desprecia".

En una conferencia con una fuerte impronta de temas económicos, el jefe de Estado repasó cómo fue su desembarco en la política y cómo es hoy, ya en la Casa Rosada.

Los dardos de Milei apuntaron a voces como la del diputado Ricardo López Murphy, al que tildó de "traidor de las ideas", por haber encabezado una lista que respondía a Horacio Rodríguez Larreta.

Sostuvo el Presidente, en tanto que, “meterse en este barro”, en relación a la política, “no es gratis". “Yo he recibido todo tipo de injurias, calumnias, han dicho cosas verdaderamente aberrantes de mí, de mi hermana, de mi familia. El sistema se defiende”, analizó.

“Una de las cosas que yo descubrí es que la pelea se da desde adentro porque si uno quiere ganar el partido la hinchada de Argentina es muy linda, muy maravillosa, pero yo pongo la pelota en la mitad, y por más que grite muy lindo no se mueve la pelota. Los partidos los gana Messi, los jugadores”, ejemplificó.

En ese sentido, concluyó, “eso de estar tirándole piedras a los propios me parece de mediocres y sobre todas las cosas de cobardes”.

Milei recordó ante el auditorio cómo se involucró en política durante la pandemia. "Decidimos dar la batalla en el plano de la política, arrancamos con (José Luis) Espert y luego sentimos la necesidad de presentar nuestro propio proyecto”, apuntó.

“Nos dijeron que éramos simpáticos para hablar en televisión, pero no conseguíamos votos, que no íbamos a poder formar partido y lo formamos”, añadió y dio paso a las críticas contra economistas de pensamiento similar al suyo.

“Cuando avanzamos fuerte el señor (Horacio Rodríguez) Larreta creó una lista alternativa encabezada por el traidor (Ricardo) López Murphy, que imagino que les duele escucharlo, pero es un traidor de las ideas”, afirmó sobre el ex ministro de Economía de Fernando De la Rúa y actual diputado de Hacemos Coalición Federal.

Y prosiguió: “Es bueno que sepan quiénes son los que se disfrazan de liberales y son verdaderas basuras que van en contra de las ideas. Obviamente que eso vale para los que venían atrás en la lista también". "Tómenlo como quieran”, se envalentonó.

Milei sostuvo a continuación que, a su criterio, “el que traiciona una vez traiciona siempre”. “Por eso hace poco dije que para los traidores no hay tabula rasa”, recordó sobre una consulta que le realizaron semanas atrás periodistas que lo entrevistaron acerca de Carolina Píparo. La ex candidata a gobernadora de su partido había sido designada para encabezar la ANSES y, apenas días después de asumir Milei la presidencia, fue apartada del Gobierno.

Y continuó con los dardos contra López Murphy. “Ahora quiere hacerse el bueno, tratar de salvar el capitulo 4 de la Ley Bases. No le crean, está tratando de dinamitar mi programa económico para que me pegue una piña”, dijo.

Consideró que el diputado “sigue siendo empleado de (Rodríguez) Larreta”. “Fuimos a la elección, estaba la expresión supuestamente liberal para la gente, con los anabólicos de Larreta de López Murphy, y estábamos nosotros”, rememoró sobre la última elección presidencial. “La verdad que si les ganábamos por un voto era un logro fenomenal y ellos sacaron 11 y nosotros 14 puntos”, precisó.

El Presidente también dedicó críticas a los diputados y senadores del Congreso. En lo que va de su gestión, la Cámara de Diputados le dio un duro revés al ponerle un freno al proyecto de Ley Ómnibus que había enviado el Poder Ejecutivo.

Dijo que el 56% de los argentinos, quienes lo votaron en la segunda vuelta, "se despertaron", pero por la "lógica del sistema electoral" La Libertad Avanza todavía no tiene esa representación en las cámaras, a las que calificó de "nido de ratas".

"Una vez que dejaste de ser cordero y te convertiste en un león no vas a volver a ser cordero. Y eso el 56% de los argentinos lo vio y se despertó. Y por la lógica del sistema electoral todavía no tenga (el Gobierno) esa representación en ese nido de ratas que es la Cámara de Diputados o el Congreso de la Nación", sostuvo el Presidente.

Sostuvo, en tanto, que los políticos no comprenden su forma de gobernar porque parten de "premisas distintas". "Ellos parten de un supuesto donde creen que la gente los ama y yo parto desde el supuesto que son una mierda y la gente los desprecia", explicó sin apelar a los eufemismos o las metáforas.

El mandatario se refirió también al equilibrio fiscal financiero que los funcionarios de su gabinete festejan por haberlo alcanzado en dos meses de gobierno. “Logramos el equilibrio primario y financiero en enero, y es muy interesante porque un conjunto de resentidos, envidiosos están diciendo ‘así lo hace cualquiera’", dijo en relación a quienes critican las medidas económicas adoptadas que habrían posibilitado ese escenario.

“Cualquiera no porque no lo hizo nadie”, les respondió el Presidente. “El único que tuvo las pelotas para hacerlo fui yo”, subrayó.

Recordó, en tanto, que el DNU y el proyecto de Ley Ómnibus son “mil reformas que nos permiten mejorar 90 puestos en el índice de libertad económica y parecernos a Alemania”. “Pero la miserabilidad de la casta que no quiere ceder sus privilegios empezaron a sacarle pedazos a la ley, mutilarla para defender sus tongos y frente a eso levanté la ley. Y los expusimos a todos”, retomó en su agenda antipolítica.

En otro pasaje de la ponencia, el Presidente insistió que “la batalla cultural no se tiene que dejar de lado”. “No es cultural o política; es cultural y política”, añadió.

“Entonces si yo decido discutir con un artista popular, el problema no es el artista popular. Se imaginan que me ponga a hablar de Gramsci y cómo interactúa el tema de la educación y los medios, la cultura. Me pongo a hablar de eso y es un bodrio”, puso como ejemplo al intentar explicar por qué discute con artistas populares.

"Ahora, si yo mediante una discusión de esas características te traigo a la mesa todos los excesos que cometen gobernadores e intendentes con los recursos usurpados del sector privado, porque yo no dejo de pensar que el estado es una organización criminal violenta que se financia con una fuente coactiva de ingresos llamado impuestos”, reflexionó.

Y continuó: “Si ustedes entienden que los impuestos son un robo y que jamás un político lo va a poder gastar en lo que ustedes quieren de la manera que ustedes quieren; si esos recursos que robaron se utilizan en artistas para venderles el pescado podrido de la política, le están robando el dinero para además lavarle el cerebro”.

En ese marco, retomó la disputa contra uno de los gobernadores más críticos a su gestión, el riojano Ricardo Quintela. "Esto me sirvió para dejar de manifiesto que el señor Quintela decía que no tenia plata, pero gastaba una fortuna pagando recitales de artistas que no hubieran podido cobrar eso en situación de mercado".

"Y que además esos artistas militaban una determinada idea y se dedicaban a ensuciar por ejemplo a los que adhieren a las ideas de la libertad", expresó sobre los artistas que cobran cachets del Estado por brindar recitales y han expresado a viva voz críticas contra el Gobierno.

Y concluyó: "Entonces los artistas dejaron de serlo para convertirse en agentes de propaganda política que son financiados robándole la plata del bolsillo a ustedes".
Los gobernadores, la mayor equivocación para Javier Milei

Además de su participación en Corrientes, se vio este lunes un fragmento más intimista de una entrevista a Milei que había realizado LN+ y que ahora mostró solo a Luis Majul como interlocutor. El periodista le preguntó cuál fue a su criterio el mayor error que cometió desde que asumió el pasado 10 de diciembre.

“La mayor equivocación fue creer que podía negociar y hacerle un planteo honesto a los gobernadores”, reconoció el Presidente sobre los intentos de negociar el proyecto de Ley Ómnibus con los mandatarios provinciales para que avance en el Congreso.

Dijo que el capítulo 4 del proyecto, el paquete fiscal, planteaba "una situación fiscal" que arreglaba "los problemas de las provincias”.

“Con total honestidad, yo estaba dispuesto a cargar el costo político de eso y ellos, en lugar de tomarlo como un acto de buena voluntad, lo tomaron como una debilidad y en consecuencia hubo que sacar el capítulo 4 y sacar la ley”, recordó. /Clarín