El Gobierno le baja el tono a la interna entre Milei y Villarruel: “Ya pasó la etapa de fuego”

Viernes 15 de Marzo de 2024, 14:09

Un funcionario le dijo a TN que el Presidente “quiso marcarle la cancha” a la vice. Ahora buscan evitar daños mayores. El conflicto escaló con el llamado a la sesión para tratar el megadecreto de desregulación económica.



Tras la caída del DNU 70/2023, el Gobierno pone paños fríos en la interna entre Javier Milei y la vicepresidenta, Victoria Villarruel. El ecosistema de redes del Ejecutivo, liderado por el asesor presidencial Santiago Caputo, dejó de apuntar contra la titular de la Cámara Alta y sus integrantes ahora niegan haberla criticado.

Un funcionario le dijo a TN que “ya pasó la etapa de fuego” y que “fue para marcarle la cancha, ahora se baja el tono”. Más allá de que Villarruel tuvo grandes diferencias con Milei desde los inicios de la campaña, la relación se agravó luego de que comenzara a manejar una agenda propia y se blanqueó con el llamado a la sesión para tratar el megadecreto del Presidente.

El comunicado que sacó la Oficina del Presidente en X fue recibido como una ofensiva en las oficinas de la vicepresidenta, que le dijo a sus cercanos “no voy a tener el Senado parado como Cristina Kirchner” y que va a mantener su impronta y agenda propia.

En el texto que difundió Presidencia, acusan preocupación por “la decisión unilateral de algunos sectores de la clase política que pretenden avanzar con una agenda propia e inconsulta, a fin de entorpecer las negociaciones y el diálogo entre los distintos sectores de la dirigencia política”.

En la Casa Rosada apuntaron contra la vicepresidenta el miércoles cuando se confirmó el llamado a sesión para debatir el DNU 70/2023 y la criticaron por haberse cortado de la línea oficialista. Argumentaron que “no tenía necesidad de hacerlo” y que “podía haberlo retenido por más tiempo”.

Hubo llamados entre Milei y Villarruel y la titular del Senado siempre mantuvo que no podía seguir dilatando el tratado y que era momento de “blanquear posturas”. “No podemos convertirnos en lo que vinimos a combatir. Si gobernás por DNU, cerrás la cámara”, expresó a TN un cercano a la vice.

En la cúpula del Ejecutivo, ahora sostienen que “nunca confrontamos con Villarruell” y rechazan querer profundizar una diferencia que puede terminar con una imagen débil de gobernabilidad.

Un funcionario le dijo a este medio que el ataque hacia la vicepresidenta por su agenda “puede haber sido apresurado” y que no midieron el margen de riesgo que podía generar para la estructura de gobierno para el afuera. /TN