Caso Benja: encuentran látigos y machetes donde vivía el niño tucumano desaparecido hace un año

Lunes 25 de Marzo de 2024, 14:12

Álvaro Zelarayán, abogado de las abuelas del menor, aseguró que secuestraron elementos con los que se infligía violencia contra otros menores. Estiman que el pequeño desapareció entre febrero y junio de 2023.



Este fin de semana se conoció sobre la desaparición de Benjamín Gutiérrez de tres años de edad en Atahona, departamento de Simoca, que tras no saber de su paradero, sus abuelas realizaron una denuncia contra los progenitores del niño, que estaría extraviado desde febrero de 2023.

Terror en Atahona: la denuncia de una abuela por la ausencia de uno de sus nietos reveló un terrible cuadro familiar

Este lunes, Álvaro Zelarayán, abogado de las abuelas, confirmó que tanto la madre como el padre del niño negaron su existencia, algo que fue descartado por informes de la maternidad y del registro civil, que dieron pruebas de su nacimiento.

“Hay incertidumbre porque son escasas las medidas investigativas que se han realizado en torno a la búsqueda del niño. Ayer se ha resguardado el domicilio donde posiblemente existan rastros del delito. En el domicilio de la progenitora del niño, se encuentra el personal policial. Ello obedece a una serie de medidas investigativas que hemos pedido, como el secuestro de látigos, que han sido mencionados por los menores en la cámara Gesell. Hierros, machetes, objetivos con los que se le infligía violencia”, aseguró el letrado.

En ese sentido, dijo que “hemos tomado noticia que se encuentra realizando averiguaciones alrededor del domicilio. Hemos solicitado rastrillajes, tuvimos conocimiento de una laguna a 150 metros y ordenamos su rastrillaje a fin de tener algún elemento”.

“La denuncia fue realizada el 20 de febrero por la abuela materna, en circunstancias de que solía frecuentarlo y ya en dos oportunidades, el año pasado, ella se había dirigido al domicilio y no estaba Benjamín y siempre se le ponía una excusa, lo que le llamo la atención a la abuela”, contó.

Y agregó: “Comenzó a pedirles explicaciones a los progenitores y esto la llevo a sospechar de la acción de un delito y realizó la denuncia, a la que se le sumó la abuela materna”.

Y cerró: “Ambos coinciden en un episodio de violencia de los principales acusados contra el menor. En una conversación de la abuela con una de las menores, esta le habría dicho que ‘Benja era un angelito’ lo que la llevó ampliar la denuncia”, cerró.  /eltucumano